Los huevos de Tenga. Juguetes para chicos.

Tenga ha vuelto a revolucionar el mercado de los juguetes eróticos. Esta vez se trata de un masturbador masculino que viene en el interior de lo que parece un huevo Kinder. A primera vista resulta muy original, divertido y alejado de los habituales envoltorios a los que estamos acostumbrados.

Para utilizarlo solo hay que retirar un film de plástico y abrir la carcasa del huevo. En su interior aparece un material muy elástico con un  tacto sedoso y muy agradable. Es muy extensible y puede cubre perfectamente un pene de cualquier tamaño desde la punta a la base. Tiene distintos diseños en su interior con relieves en forma de olas, espirales, pequeñas esferas… que producen distintas sensaciones. Incluye una muestra de lubricante que se debe utilizar en el interior del huevo. El siguiente paso es muy sencillo. Utilizarlo.

Se puede usar como juguete a solas o en compañía. En varias ocasiones me han comentado que es ideal para introducir a los chicos en este mundo de los juguetes eróticos. Los hombres suelen ser algo más remisos a utilizar juguetes y cambios en las relaciones sexuales de pareja. Asi que hay que empujarles un poco para disfrutar de una sexualidad más excitante, alejada de la rutina y sobre todo divertida. El huevo Tenga puede ser un buen regalo para sorprender a tu chico, y pasar un fin de semana distinto, con más complicidad y sobre todo más divertido.

Se utiliza de forma manual y si lo usais en pareja podeis utilizarlo para avanzar en el conocimiento de la masturbación y excitación masculina. Podeis ir alternando entre ambos la estimulación cambiando la presión, el ritmo, el recorrido e intercambiando impresiones. De esta forma el chico puede expresar los diferentes estímulos que recibe y la chica puede aprender las preferencias y las distintas formas de excitarle.

Es un producto para utilizarlo sin preservativo por lo que Tenga asegura que ha tomado especiales precauciones con los materiales utilizados. Tenga informa que los ha diseñado pensando en un solo uso, aunque conozco a más de uno que los ha utilizado más de una vez. En esos casos hay que tener especial precaución con la higiene.

Tenga ha diseñado seis huevos distintos con formas que provocan sensaciones y experiencias diferentes: WAVY, CLICKER, SPIDER, TWISTER, STEPPER, SILKY. Son ideales para llevarlos discretamente de viaje y puedes adquirirlos en unidades o comprando una huevera con los 6 modelos a mejor precio.

Dimensiones de cada huevo: 53x53x70mm    Peso: 47gr.

Los puedes encontrar en www.intimissimoaranda.com

En resumen, la idea me ha encantado ¿Dispuest@s a probarlo?

 Como dice algún político: ¡¡¡ Os quiero un “huevo” !!! 

Anuncios

El verano es para jugar … y disfrutar de tu pareja

Juego Mision Intima de Tease and Please.

Es una excusa ideal para pasar una tarde distinta, divertida, descubriendo algunas cosas que aún desconocemos de nuestra pareja, disfrutando de una complicidad renovada y dando rienda suelta al niño y niña que todos llevamos dentro. Si necesitas algo para romper la monotonía y despertar de nuevo los sentidos algo dormidos, este es tu juego.

El juego se ha editado en nada menos que cinco idiomas y se juega en todo el mundo. Las parejas se descubren mutuamente de una forma nueva y se acercan (aún) más el uno al otro. La edición de viaje del juego contiene más de cien preguntas y pruebas que, sin duda, os proporcionarán unas vacaciones o un fin de semana inolvidables. Todo gira en torno a disfrutar entre vosotros al máximo, por medio de preguntas íntimas y pruebas excitantes. En el juego hay niveles diferentes y puede adaptarse al ‘gusto’ de cada uno según vuestra elección personal. Os recomiendo llegar hasta el final.

El ganador o ganadora verá realizado su deseo supremo. ¡Descubrid juntos vuestras mayores fantasías… y convertid esos sueños en realidad!

Un tono picante en esta edición de viaje lo da el pañuelo sutilmente transparente. Éste se puede usar como pareo, venda para los ojos o… como una excitante cuerda para ataros. Si al final del juego queréis relajaros de una manera diferente, podéis usar el tablero como ‘frisbee’. El juego se puede transportar de manera fácil y discreta gracias
a la bonita bolsa de viaje de satén. ¡Para hacer tus vacaciones completas con un tono erótico extra!

Misión Íntima se ha desarrollado desde la casa “Tease and Please” con la colaboración de sexólogos y la experiencia de anteriores juegos. El carácter del juego es excitante pero respetuoso y tiene en cuenta la sensibilidad femenina, y masculina. Todos los anhelos, deseos y sueños de hombres y mujeres se pueden manifestar en él.

Contenido:

  • 1 Bolsa de viaje
  • 2 Tablero plegable
  • 1 Pañuelo / venda
  • 2 Peones
  • 4 libros con desafíos para el y para ella, preguntas e instrucciones

!!!No dejes pasar más tiempo y decidete a jugar!!!

Lo puedes encontrar en www.intimissimoaranda.com

¿Regalar un vibrador?

regala un vibrador

En los ultimos años se ha disparado la venta de productos eróticos en fechas propicias para hacer regalos como la Navidad o el día de San Valentín.

Pero es curioso, porque aunque hasta ahora los productos eróticos se habían considerado artículos personales con una venta enfocada especialmente al consumo propio, el panorama está cambiando completamente.

Es algo comparable a ciertos artículos, que uno normalmente no se compra directamente, sino que espera que alguien se lo regale, como una cartera, un reloj, etc… Y es que en esto de los regalos afortunadamente las cosas van evolucionando.

Recuerdo que hace unos años regalábamos a nuestras pobres madres cacharros como batidoras, picadoras, planchas, y otros artilugios que aunque pudiesen ser útiles, estaban lejos de lo que un regalo realmente “para ellas”. Hoy las cosas han cambiado y ya hay muchas parejas, amigas, e incluso algunos hijos que días señalados como un cumpleaños, o incuso en el Día de la Madre, se atreven con un regalito erótico. Lo habitual es elegir algo de cosmética erótica, aceites, estimulantes, lubricantes, lencería, algún juguetito como un masajeador, unas bolas chinas, un juego erótico, o un pequeño vibrador de viaje, pero ya también se regalan vibradores, rotadores y otros artículos.

Son regalos que se imponen porque quien los recibe además de la  sorpresa, recibe una señal clara de que el regalo sí es para ella. Regalar placer es una inequívoca muestra de cariño y regalar algún artículo erótico se convierte en una muestra de complicidad que a todos nos gusta tener con las personas que realmente nos importan. Atrás va quedando la mojigatería y poco a poco se va imponiendo la naturalidad de regalar placer.

Los regalos eróticos se han convertido en un regalo imprescindible en despedidas de soltera, como regalo de boda entre amigas, en aniversarios de boda, en reuniones de amigas, como regalo sorpresa, … porque combinan a la perfección el componente sorpresa y de cariño.

Si realmente quieres sorprender a tu pareja, a tus amigos, a tus familiares, prueba a regalar productos eróticos. Hay una gran variedad de productos en el mercado y resulta realmente difícil no encontrar ese regalo especial que hará feliz a la persona que quieres. Son regalos que inevitablemente se hacen pensando en la persona que lo recibe y eso siempre se nota.

Anímate, y  por supuesto cuenta con que te lo van a agradecer.

¡¡¡ Atrévete a regalar placer !!!

Te dejo un link de un buen sitio donde elegir esos regalitos:

www.intimissimoaranda.com

Historias de la Histeria. 4º Terapia : Y por fin , tengo un vibrador en casa

aspiradoraIr a la peluquería, que te den un masaje, hasta darte una sesión de rayos UVA son métodos que utilizamos para ‘relajarnos’. Pero necesitamos tiempo, mucho tiempo, y además hay que salir de casa. Y a veces ni nos relaja. Siempre hay una petarda en la peluquería que te tira del pelo, o no te deja como tú querías. O esperar en la cola de los rayos UVA hace que te desesperes y decides dejarlo para otro momento, con el trastorno de volver a buscar tiempo.
Ahora, por fin, me he decidido a tener un vibrador en casa. Me doy el tiempo que necesito, busco esos ratitos de tranquilidad, y hay que ver lo bién que me está sentando para todo. No puedo quejarme de ‘histeria’, y juraría que me hace más joven, o al menos sentirme más joven. Y todo esto, así de fácil, sin costosos tratamientos, ni dolorosas operaciones, ni medicamentos. Lo siento por el psiquiatra, ya no necesito sus consultas.

Pero ha costado llegar hasta aquí otra vez. Y de hecho, sigue costando. No fue hasta los años 90, y desde luego esta vez no fue gracias a las feministas, no. Había que relanzar el tema con fines terapéuticos o saludables, para que fuera aceptado socialmente.

Gracias a una campaña de prevención de Sida, lanzada por la administración Reagan (quien lo iba a pensar), se incluyó el vibrador dentro de la lista de opciones ‘seguras’ para practicar sexo. Empezaba a abrirse un camino. Ya se sabe lo decían los americanos.

Y así seguimos avanzando. Pero el camino no fue fácil. En 1999, Rachel Maines publicó un libro llamado ‘La tecnología del Orgasmo’, dónde recogía curiosos anuncios, de esos que llamamos de camuflaje, pero que ofrecían los beneficios saludables de los vibradores. La Clarkson University, se encargó de ‘quemar ‘, tal como hicieron con las brujas en otros tiempos, la obra, culpándola de nociva para sus alumnos.

Y ahora, gracias al esfuerzo de mucha gente, de programas de televisión formativos, de radio, de artículos, libros, etc… parece que ya no hace falta camuflar los beneficios placenteros de los vibradores y otros juegos eróticos. Y aunque todavía estamos muy lejos de que se vuelvan a colocar en las estanterías junto a otros pequeños electrodomésticos. Pero, al menos, tenemos accesibilidad a ellos. Y aquí quiero dar las gracias a las nuevas tiendas eróticas que se están extendiendo por todo nuestro país, dando un aire de frescura, transparencia y sobre todo normalidad.. Lejos quedan ya aquellas antiguas sex-shop, donde daba ‘cosa’ entrar, y aún era peor el miedo a que alguien te viese entrar.

Así que hay que aprovechar este momento, y disfrutar. Nunca sabemos cuando la historia nos puede dar otro vuelco.

Historias de la Histeria.