Jugando en la bañera

Llego a casa. Estoy muerto. Solo alcanzo a prepararme un baño de agua ‘calentita’ para relajarme durante un buen rato.

De uno de los bordes de la bañera, al ir a coger el jabón, se cae un patito. Pienso que es de los niños aunque, pero al darle a un botoncito, empieza a moverse, metiéndose entre mis piernas hasta que termina encontrando la forma de darme gustito. Lo sujeto con una mano, y con la otra,  al estirarme, vuelvo a hacer caer otro juguetito. Esta vez es un pingüino, y al igual que el patito, parece que también ‘se mueve’. Aprieto su barriguita, y efectivamente, descubro una poderosa vibración que va cambiando de ritmo según lo muevo. Al acercarlo contra mi cuerpo, consigue relajarme, pero también excitarme. Al cabo de un rato consigo abrir un ojo y veo que justo enfrente de mí, hay otro juguetito. Esta vez es un pez de ojos saltones que no deja de mirarme. Y pienso, no, no puede ser, éste seguro que es de goma y como mucho al apretarle  pitará o sacará un chorrete de agua. Pero, al apretarlo, siento sus suaves formas , y me guiña el ojo incitando a ponerlo en movimiento. Ya no doy a basto. El pato, el pingüino, el pez, los tres pasean por mi cuerpo provocándome placeres, en sitios hasta ahora no descubiertos. Me dejo llevar, estoy como en un sueño del que no quiero despertar.

Después de un buen rato , me decido a enjabonarme , y cojo la esponja , que tiene forma de mariposa, supongo que para hacerle a los niños más atrayente el baño. Echo jabón y al ir a sujetarla del borde, aquello empieza también a vibrar potentemente. No me resisto, y empiezo a enjabonarme ‘todo’ el cuerpo, especialmente deleitándome en aquellas zonas donde esa vibración me excita.

Aún no me creo lo que me ha sucedido. Sigo pensando que ha sido un sueño , donde todos aquellos juguetes han cobrado vida, para hacerme disfrutar. Pero debo ir saliendo, van a venir los niños y querrán entrar en su baño. Les oigo , pero no los veo entrar. En cambio es mi mujer la que abre la puerta del baño, y al ver el panorama , lo único que se le ocurre decir , es :

– Ya puedes ir saliendo de la bañera o haciéndome un hueco. Yo también vengo agotada.

Post enviado por nuestro amigo Marcos.

Todos estos juguetes los podeis encontrar en www.intimissimoaranda.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s